COVID-19 Suspensión de la actividad procesal no urgente o necesaria

El Consejo General del Poder Judicial, a través de su Comisión Permanente, ha acordado, en sendas reuniones sostenidas los días 14 de marzo de 2020 y 18 de marzo de 2020 la suspensión generalizada de trámites judiciales y de presentación de escritos, a excepción de los relacionados como urgentes o perentorios por causar daño o perjuicio irreparable al justiciable. Así:

  • Seguidamente a la declaración del estado de Alarma por el Gobierno, en sesión extraordinaria celebrada el mismo día 14 de marzo de 2020, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial acordó la suspensión en todo el territorio nacional de las actuaciones judiciales programadas y de los plazos procesales, mientras se mantenga éste, manteniendo únicamente los servicios esenciales de la Administración de Justicia relacionados en el acuerdo adoptado.
  • Cuatro días más tarde, el 18 de marzo de 2020, en nueva sesión extraordinaria, la Comisión Permanente del Consejo prohibió la presentación de escritos procesales de manera presencial, limitando la presentación telemática de escritos relacionados con actuaciones procesales declaradas urgentes e inaplazables por las instrucciones y acuerdos del órgano de gobierno de los jueces, o con actuaciones urgentes y necesarias que sean necesarias para evitar perjuicios irreparables en los derechos e intereses legítimos de las partes en el proceso.