COVID-19 Algunos aspectos normativos del estado de alarma

El Gobierno dictó el pasado día 14 de marzo el Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

El régimen de esta declaración, si bien se recoge constitucionalmente en el artículo 116 de la Constitución, encuentra su desarrollo en la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Conforme a la citada normativa de desarrollo, destacamos para general conocimiento los siguientes aspectos normativos, menos conocidos:

  • El ámbito territorial del estado de alarma puede no extenderse a toda la nación. Lo determinará el Gobierno en el decreto del Consejo de Ministros en que se acuerde.
  • Los presidentes autonómicos no pueden declarar el estado de alarma, pero sí solicitarlo al Gobierno, si la causa que lo motiva afecta exclusivamente a todo o parte del ámbito territorial de una Comunidad Autónoma. La autoridad competente, si se declara, sigue siendo el Gobierno, si bien éste puede delegar en el presidente de la Autonomía.
  • El alcance y condiciones del estado de alarma pueden modificarse en cada una de sus prórrogas, a fin de adaptarlo al cambio de circunstancias de la crisis.
  • El estado de alarme permite imponer prestaciones personales, pero no intervenir u ocupar transitoriamente domicilios.